Buenas sensaciones del CAB Panaderías Acuña en el derby

CAB Panaderías Acuña 67-52 CAB Pontevedra

CAB PONTEVEDRA: 67 (19-21-14-23)
Pablo Pérez (9), Pablo Portela (13), Mateo Fraguas (4), Marcos Villa (4), González (2),
Pérez (0), Pablo Casado (11), Javier Acebo (5), Jacobo Álvarez (7), Javier Santos (2),
Cañera (9), Ferro (0)
CAB PANADERIAS ACUÑA: 52 (8-5-17-22)
Miguel Tato (7), Nicolás Martínez (12), Daniel Domínguez (0), Mario Vidal (3), Oscar
Zambrana (3), Miguel Vales (15), Aitor García (4), Carlos Casqueiro (3), Víctor Ayán (2),
Miguel Morales (3)
Entretenido encuentro entre los dos conjuntos del CAB en categoría junior. Ejerciendo de local
el CAB Panaderías Acuña, con jugadores de primer año y un cadete, frente al más experimentado
CAB Pontevedra con mayoría de jugadores de segundo año.
La primera mitad fue de claro dominio visitante, con un contundente 13-40 a su favor. La
diferencia sobre la cancha se reflejaba en el marcador sin paliativos. Con Casado y Santos al
frente en anotación sumando en los primeros 20 minutos tanto como el Panaderías Acuña al
completo, el equipo local poco podía hacer. Y poco intentaba, dando la sensación por momentos
de conformarse con la derrota frente al favorito. Apenas Nico, jugador de categoría cadete, era
capaz de liderar a su equipo (5 puntos al descanso) y las aportaciones del resto de jugadores no
superaban un enceste en el mejor de los casos.
El retorno tras el descanso dio la vuelta completamente al escenario. El CAB Panaderías Acuña
decidió volver al campo con fuerza, y en el deporte éste suele ser el primer paso para el éxito.
Dos cuartos a su favor, con una defensa intensa, peleando cada balón como no había ocurrido
en los 20 minutos previos, y con acierto ofensivo. A Nico (7 puntos más en la segunda mitad) se
sumaba Tato con igual cantidad. Y por encima de todos, Miguel Vales, que sumó 15 puntos,
todos ellos en los segundos 20 minutos, desde distintas posiciones y atacando el aro con
decisión. Sería el máximo anotador del encuentro, de manera muy merecida, sin demerito para
Portela y Casado por los visitantes (13 tantos el primero, 9 de ellos en el último cuarto tomando
las riendas de su equipo cuando éste peor lo pasaba) o Nico entre sus propios compañeros.
Destacable la aportación de varios jugadores más, no tanto por los números si no por aparecer
en labores ofensivas en las que no acostumbrar a tener demasiada presencia. Fue el caso de
Oscar Zambrana, que tras un comienzo de temporada difícil disfrutó de minutos, que aprovechó
atacando el aro frente a rivales duros demostrando que puede aportar mucho a un equipo falto
de los centímetros que el posee.
Finalmente, un 52-67 que muestra que el equipo visitante no llegó a ver peligrar su triunfo, pero
también que la diferencia no fue grande entre los dos equipos. Al equipo visitante el resultado
le da un respiro en una temporada irregular, mientras el local triplica de una tacada el número
de cuartos vencidos esta temporada y se va con un +12 y buenas sensaciones en la segunda
mitad. La semana próxima repiten enfrentamiento y será el momento de confirmar o no lo visto
en el pabellón del IES Frei Martín Sarmiento este sábado.